Cómo iniciar sesión en Chrome automáticamente

iniciar sesión en ChromeUna de las cosas que más nos preocupa en este mundo tecnológico es la posibilidad de olvidar una clave, nombre de usuario o cualquier dato que nos permita acceder a nuestras principales cuentas de redes sociales, correos o cualquier servicio web que utilicemos con frecuencia en nuestra rutina diaria.

Google no se escapa de lo anterior y algunos de sus productos estrella como son el navegador Chrome, el servicio de almacenamiento en la nuevo Drive, el correo electrónico Gmail o el buscador de vídeos Youtube, necesitan que valides tu nombre de usuario y contraseña para poder utilizarlos, por tanto, son datos que no debes olvidar y siempre debes tener a la mano. Pero ¿No sería mejor entrar de manera automática? Pues sí, pero corres con el riesgo de olvidar tu clave y al momento de entrar en otro ordenador puedes tener dificultades. Sin embargo, aquí te dejo un detallado tutorial para que entres de manera automática en tu sesión de Chrome.

Iniciar sesión automáticamente en Chrome

  1. Lo primero que tienes que hacer es iniciar tu navegador Google Chrome y después escribir en el navegador la url chrome://settings tal y como puedes ver en la siguiente imagen.ajustes Chrome
  2. A continuación en la misma página tienes que pulsar Iniciar sesión en Chrome.Iniciar Sesión en Chrome
  3. En el siguiente paso tienes que introducir tu dirección de correo electrónico de Gmail. Una vez lo tengas pulsa sobre Siguiente.correo de Gmail en Chrome
  4. En el siguiente paso debes introducir la contraseña correspondiente a este correo electrónico. Nuevamente pulsa sobre Siguiente.contraseña de Gmail en Chrome
  5. A continuación tu cuenta se sincronizará y cuando esto suceda pulsa sobre Entendido.sincronización de Chrome

Tras esto tu cuenta estará sincronizada con Google Chrome.

 

No cierres sesión en ordenadores que sólo tú utilizas

Lo cierto es que ordenadores como el que utilizas en tu puesto de trabajo, tu portátil o el ordenador de casa, forman parte de los dispositivos a los que accedes a diario, es por ello que si quieres perder el menor tiempo posible en acceder a los ajustes de tu cuenta en Chrome, lo mejor es que mantengas la sesión iniciada. Esto es recomendable si a estos ordenadores solamente tienes acceso tú.

Es por esto que una vez abierta tu sesión, puedes optar por no cerrarla más. En Chrome no importa que cierres la ventana, siempre y cuando no lleves a cabo el proceso para cerrar tu sesión, esta permanecerá activa y por ende seguirá estando tu acceso a Chrome y a cada producto Google, ya que todos ellos están conectados a la misma cuenta.

Deja el Chrome memorice tus datos

No hablo de tu memoria precisamente. Al momento de abrir una nueva cuenta en Google, el navegador te pide permiso para memorizar tus datos (usuario y clave) para hacer más sencillo el ingreso y evitar que debas escribir algo, por lo que con sólo abrir el navegador tendrás de nuevo la opción de usar esos datos e ingresar en tu cuenta de manera tranquila y sin muchos procesos.

Con esta opción el riesgo es igual al anterior, el de compartir tu PC con otras personas de las que no te puedas fiar del todo. Si alguien más tiene acceso al ordenador, puedes dejar tus cuentas expuestas y con esto, los datos que hay en ellas. Esto es algo que debes tener siempre en cuenta.

Usa tu teléfono para aumentar la seguridad

Desde las configuraciones de Google, puedes hacer que al abrir el navegador (en la página principal de Gmail) de forma instantánea te ofrezca abrir la sesión por medio de tu teléfono, con autorización que debes aceptar o aplicar desde el propio móvil, para ello tienes que entrar en la url https://myaccount.google.com/security desde tu navegador y activar la opción de Verificación en dos pasos.

activar verificación en dos pasos

Sin embargo, esta opción permite que desde tu móvil cualquiera ingrese a tus cuentas y/o productos Google, por lo que más allá de cuidar tu PC, deberás cuidar tu dispositivo móvil en todo momento para evitar que esto suceda.

Sin embargo no todo es tan sencillo como se pueda leer. Como mencionamos anteriormente, el inicio automático trae ciertos riesgos que no sólo pasan por el hecho de que alguien más pueda obtener tus datos, sino de la posibilidad de que estos mismos puedan alterar cada uno de ellos.

Por otra parte, los hackeos, phishing y cualquier tipo de estafa electrónica son mucho más sencillas si tus datos están expuestos con tu cuenta abierta, ya que las aprobaciones son más sencillas y sin darte cuenta pueden estar vaciando tus cuentas bancarias.

Para este tipo de casos, si eres una persona que no tiene agilidad para memorizar diversas claves, lo recomendable es utilizar algún gestor de contraseñas que permite afiliar incluso cada una por cuentas, por lo que con botones adicionales en cada interfaz, podrás acceder de manera sencilla.

Con esta última opción, el ingreso no será automático, pero sí lo será rápido y te permite añadir una capa de seguridad extra, siempre y cuando no pierdas de vista nunca tu teléfono móvil o lo tengas protegido con patrón o huella dactilar.

Cómo iniciar sesión en Chrome automáticamente
Ayúdame votando

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.